Trabajo de investigación en una granja industrial de gallinas ponedoras.

Gracias al trabajo en conjunto con nuestros aliados, pudimos realizar una investigación y obtener imágenes que muestran la cruel realidad en la que viven millones de gallinas explotadas para la producción de huevos.

  • Dado el alto nivel de estrés en el que viven las gallinas, se producen comportamientos de agresividad entre ellas y comienzan a manifestarlos mediante picaje, automutilaciones y canibalismo.
  • Las jaulas son un lugar muy agreste para las gallinas, no solamente porque viven hacinadas y sin espacio para moverse, sino también por el material de las jaulas que genera heridas y lesiones muy dolorosas en las patas de las gallinas.
  • Esta es una típica granja de gallinas de postura de huevos en jaula, lugar de donde podrían venir los huevos que tu consumes.

Los animales de producción viven en el infierno, son víctimas inocentes y son víctimas de un terrible abuso por parte de la industria, sufren solos y sin esperanza. Nosotros somos su única voz.

Las gallinas pasan los días de su vida productiva en un espacio del tamaño de una hoja A4, sin poder moverse ni realizar los comportamientos típicos de su especie como son perchar, hacer baños de polvo, acicalarse, volar y sociabilizar con otras gallinas.

Esto genera graves problemas mentales, físicos y de salud. Mentalmente, el encierro les genera mucho estrés y frustración, que conlleva a comportamientos agresivos y picaje. Dentro de los problemas físicos podemos observar irritaciones y heridas en las patas, hematomas en el cuerpo, heridas en el cuerpo por el picaje, debilidad muscular, osteoporosis y en muchos casos, problemas respiratorios.

Seguiremos realizando más investigaciones donde exista el abuso.

Investigación granja 2019, Chincha, Perú.

  • Las granjas tienen serios y graves problemas sanitarios, dada la gran cantidad de aves en espacios reducidos, se acumula gran cantidad de heces que generan problemas respiratorios por la acumulación de amoniaco en el ambiente, además de ser focos de desarrollo de microorganismos infecciosos.